Friday, May  24th, 2019

Mariana Bordoni

Doctora en Psicología por la Universidad Nacional de Córdoba. Realicé mi doctorado con una beca del CONICET, dirigida por la Dra. Silvia Español, en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

Actualmente, soy becaria post-doctoral del CONICET, dirigida por la Dra. Silvia Español y co-dirigida por la Dra. Diana Pérez, en el Instituto de Investigaciones Filosóficas. 

 

  • Conicet:

    Becaria Posdoctoral

  • Proyecto:

    Psicología y arte en la infancia temprana. Antecedentes ontogenéticos del juego con las formas de la vitalidad

  • Descripción:

    El objetivo general del plan de trabajo es indagar la emergencia y el desarrollo del juego con las formas de la vitalidad (JFV) durante el segundo año de vida y analizar su vinculación con los juegos sociales tempranos (JST). El JFV es un formato de juego no-figurativo, recientemente observado durante el tercer año de vida, en el que niño y adulto elaboran conjuntamente la dinámica de sus comportamientos de acuerdo a la estructura repetición-variación creando motivos de sonidos y movimientos que se repiten y varían estéticamente, en detrimento de cualquier componente figurativo. Las formas de la vitalidad (FV) refieren al modo, estilo o dinámica en que se hace y se percibe una acción o una interacción social. Las FV remiten a la experiencia subjetiva del sentimiento que provocan los cambios de fuerza e intensidad desplegados en el tiempo. La regulación recíproca de las FV constituye un elemento destacado en el despliegue de los encuentros interpersonales, sobre todo cuando se trata de la interacción adulto-bebé. El JST y el JFV son situaciones sociales en las que la co-regulación de las FV se hace particularmente evidente. Sin embargo, en una y otra el nivel de participación del niño es bien diferente. En el JST (primer año de vida) el adulto es el principal responsable de la regulación interactiva y el bebé se comporta como un espectador-participante; en cambio, en los JFV el niño participa activamente y colabora con el adulto en la manipulación y regulación de las FV. Investigar la transición entre una y otra forma de interacción social –en el segundo año de vida– es fundamental para profundizar nuestra comprensión acerca de las experiencias tempranas de contacto psicológico ‘yo-vos’ y del desarrollo de las capacidades intersubjetivas. Para hacerlo, se realizará un estudio descriptivo-longitudinal de caso único con la unidad de análisis niño-investigadora durante el segundo año de vida. Se codificarán el registro audiovisual de sesiones semanales de interacción niño-investigadora. Se describirán y analizarán las situaciones de JST, los posibles eventos de JFV y las situaciones de juego intermedias o de transición que constituyan antecedentes ontogenéticos de los JFV. Por último, se realizará el estudio microgenético de los eventos de juego identificados.

  • Más información:

    http://www.aacademica.org/mariana.bordoni

SADAF on Facebook